BLOG DE JOSÉ ANTONIO DONCEL DOMÍNGUEZ (I.E.S. LUIS CHAMIZO, DON BENITO, BADAJOZ)

domingo, 10 de junio de 2012

La Guerra Civil Española y su dimensión internacional

Cartel propagandístico del apoyo de las potencias fascistas a los sublevados

CONTEXTO INTERNACIONAL Y OPINIÓN PÚBLICA MUNDIAL

La guerra civil española se produce en el contexto internacional de los años 30, convulso y conflictivo, marcado por el ascenso del fascismo y el comunismo. En este sentido resultó un precedente de la Segunda Guerra Mundial. En el marco geográfico de España se produjo a pequeña escala un enfrentamiento entre la democracia, el fascismo y el comunismo, lo que más tarde aconteció en el contexto europeo durante la Guerra Mundial, a la que podemos definir como una "guerra civil europea". En este sentido España se convertirá en un campo de pruebas donde se estrenarán nuevas armas y surgirán novedosas estrategias. En la guerra civil se producirán por ejemplo los primeros grandes bombardeos de la historia sobre la retaguardia y la población civil. 
Por todo ello, una Europa consciente de lo que se le avecinaba, mostró gran interés por la guerra. La espectación fue enorme, como muestra la enorme literatura de todo tipo generada en torno a la guerra de España, como se la llamaba, a favor de uno o de otro bando: la defensa de la II República se identificó generalmente con la lucha por la democracia y la libertad, y para otros con la esperanza de la revolución social, pero sobre todo se concibió como un frente en la batalla contra el fascismo que se expandía por Europa. Otros veían en ella una oportunidad para frenar la expansión de la revolución y el comunismo, la defensa de la religión y los valores tradicionales de la civilización europea.
La opinión pública mundial se apasionó y se dividió, así ocurrió entre los gobiernos, la prensa y el mundo de la cultura. Algunos de los intelectuales más renombrados viajaron a España o participaron directamente en la guerra, en España estuvo George Orwell o Ernest Hemingway, firmes defensores de la causa republicana.  Este último escribiría una obra maestra de la literatura mundial ambientada en la contienda, "¿Por quien doblan las campanas?". Grandes reporteros y fotógrafos de guerra como Robert Capa vinieron a España a retratar la guerra, legándonos algunas de las fotos más conocidas de la historia del siglo XX.

George Orwell
G. Orwell combatió como miliciano en el frente de Aragón. En la foto,
tercero por la derecha.
Ernest Hemingway junto a milicianos en la Guerra de España.
En general los sectores políticamente de izquierda y progresistas estuvieron del lado republicano. Eso ocurrió con los partidos y sindicatos obreros de todo el mundo y con la Unión Soviética, que apoyaron decididamente a la II República. En Francia, la opinión publica era mayoritariamente favorable a la República, aunque la derecha la rechazaba, pero los gobernantes fueron muy prudentes y apenas apoyaron al gobierno republicano, apesar de que al estallar el conflicto un frente popular de izquierdas gobernaba el país. En Gran Bretaña, el gobierno de derechas y una parte importante de la opinión pública, conservadora, veía el golpe de estado con buenos ojos, al suponer un freno a la expansión del comunismo. En general, los sectores católicos europeos fueron afines a los sublevados, al ver a la República como un régimen anticlerical. El papado por prudencia tardó en pronunciarse pero finalmente lo hizo a favor de Franco.


EL COMITÉ DE NO INTERVENCIÓN

Dibujo de Joan Miró pidiendo la ayuda francesa para
la España republicana
Desde que se produjo el golpe de estado unos y otros pidieron ayuda al exterior y sin esa ayuda la guerra hubiera sido muy diferente. España carecía de carros de combate, de munición o aviones para hacer de la guerra un conflicto largo. Franco entró en contacto con las potencias fascistas, que de inmediato reaccionaron en su apoyo y posibilitaron el desarrollo del puente aéreo que trasladó las tropas franquistas desde el norte de Äfrica hasta la Península. El gobierno republicano pidió ayuda a Francia y posteriormente a la Unión Soviética.
Pero la guerra suscitó de forma inmediata el temor a la extensión del conflicto por Europa en medio de una delicada situación de enfrentamiento entre potencias.  Si alguna de estas potencias intervenía militarmente en España, la guerra podía internacionalizarse. Esto fue fatal para la República, Por eso Gran Bretaña, Francia y Estados Unidos se inhibieron. Gran Bretaña defendía una política de apaciguamiento ante la Alemania nazi y quería evitar a toda costa un conflicto armado de carácter europeo. Francia era la potencia más afectada por la guerra, por su cercanía y su simpatía hacia la República dado que también tenía un gobierno de frente popular. Gran Bretaña  presionó, y advirtió a Francia que si intervenía en España, no apoyaría su política internacional ante la amenaza de Hitler. Francia se plegó a esas exigencias e impulsó la creación del Comité de No Intervención. surgido en agosto de 1936, que pretendía evitar que ambos bandos recibierán ayuda militar.
La labor del Comité fue un fracaso, pues no evitó la intervención directa y abierta de las potencias fascistas en el conflicto, y solo consiguió dejar muy sola a la República, que se vería seriamete dañada en sus posibilidades de supervivencia.

APOYO FASCISTA A FRANCO

Los sublevados fueron apoyados sin reservas por los países fascistas desde un principio, y su ayuda fue determinante para la victoria de Franco. Alemania e italia enviaron instructores militares, artillería, fusiles, munición y una flota importante de aviones, que incluía grandes bombarderos. Alemania envió a su aviación, la "Legión Cóndor", formada por cinco mil hombres y aviones de caza y bombardeo, pero evitó el envío de tropas, aunque si llegaron instructores militares. Más decidida fue la intervención italiana, que envió material armamentístico y aviones pero también soldados, encuadrados en una unidad militar de gran tamaño, el "Corpo di Truppe Voluntarie", que combatió en distintos frentes. Hubo también voluntarios irlandeses y portugueses, "Compañía Viriato", pues no en vano, el Portugal de la dictadura de Salazar apoyó abiertamente a Franco.


Miembros de la Legión Cóndor alemana.

Bandera de la Legión Cóndor.


Desfile de la Legión Cóndor. La esvástica nazi  luce sobre
 la simbología de la España franquista.

El bombardero JU-52 fue el avión más utilizado por la Legión Cóndor.

Alemania envió a la Legión Cóndor diez Stukas, un arma que se
probó en la Guerra Civil Española y que después tuvo un enorme
protagonismo en la Segunda Guerra Mundial .

Tropas italianas desfilando durante la Guerra Civil.

Bombarderos italianos Savoia sobrevuelan la línea de costa
de la España republicana

Cartel republicano denunciando los bombardeos
realizados por los aviones italianos y alemanes
sobre las ciudades de la retaguardia republicana.

APOYO INTERNACIONAL A LA II REPÚBLICA

Debido a la escasa e intermitente ayuda francesa, tan solo el decidido apoyo de la Unión Soviética  hizo de contrapeso, aunque nunca al mismo nivel que el recibido por Franco desde las potencias fascistas. La ayuda soviética además hubo de ser pagada con inmediatez con el oro del banco de España, lo que no fue el caso del bando sublevado. Los soviéticos no enviaron tropas de tierra, pero si consejeros militares que con el tiempo fueron muy importantes en la organización táctica de la guerra en el bando republicano, según aumentaba el peso de los comunistas en el ejército republicano con el transcurrir de la guerra. Llegó también artillería, aviación y tanques. El abierto apoyo de Méjico tuvo, sin embargo, muy poco peso y no resultó importante a nivel militar.

Ensayo franquista denunciando los vínculos entre
 la II República y la Unión Soviética.

Cartel de la Asociación de Amigos de la U.R.S.S.
Izquierda Republicana reconoce el apoyo





Tanque ruso capturado por los franquistas.


Quizás el aspecto más llamativo respecto a la ayuda exterior recibida por la II República fue la llegada de las Brigadas Internacionales, voluntarios procedentes de todo el mundo como parte de una especie de movimiento de solidaridad antifascista. LLegaron 60.000 brigadistas que fueron determinantes en la defensa de Madrid y en otros frentes y batallas como Jarama o Guadalajara, entre otras. La base de su organización eran las organizaciónes comunistas internacionales como la Internacional Comunista (Komitern), aunque en ellas había gentes de izquierdas de las más diversas ideologías, anarquistas, comunistas, socialistas o demócractas progresistas. Aunque procedían de los cinco continentes, los más numerosos eran los franceses, alemanes y austriacos. Algunas unidades alcanzaron cierto prestigio como la "Brigada Licoln" estadounidense, la Brigada francesa "Comuna de París" o la "Centuria Thaelman" alemana. Para profundizar en todo lo relacionado con las Brigadas Internacionales lo mejor es entrar en la web de la Asociación de Amigos de las Brigadas Internacionales.


Bandera de las Brigadas Internacionales.

Toda la simbología de las Brigadas Internacionales
se haya recogida en este cartel republicano.

Cartel marcando el carácter internacional
de las Brigadas Internacionales.

Cartel de homenaje a las Brigadas Interna-
cionales. 

Brigadistas de la Centura Thaelmann alemana.

Británicos de las Brigadas Internacionales

Miembros de la Brigada Licoln estadounidense.
Bandera del Batallón Dabrowski, que agrupaba a los brigadistas polacos.

Miembros de la Brigada francesa "Comuna de París" en el Puente de Puerta de
 Hierro en noviembre de 1936.

En noviembre de 1938 se decidía la retirada de las Brigadas internacionales, el gobierno republicano trataba así de atraerse a los países del Comité de No Intervención y encontrar una salida a una guerra que tenía perdida. El 28 de octubre en Barcelona se celebraba un emotivo desfile para homenajear y despedir a las Brigadas Internacionales. Allí Dolores Ibárruri lanzaba un histórico discurso y los reporteros gráficos recogían con sus cámaras algunas imágenes que pasarían a la posteridad, cargadas como estaban de profunda emoción:


Despedida de las Brigadas Internacional en Barcelona.
Brigadistas emocionados.

Orgullo y Rabia contenida en aquellos que dejan la lucha.


Este video nos muestra la despedida final de las Brigadas Internacionales en medio del reconocimiento general:


                                   

2 comentarios:

  1. SENSIBLE BREVE VIAJE A TRAVÉS DE LO QUE FUE LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA, CONMUEVE EL SABER QUE A NIVEL MUNDIAL HABIA TODO UN MOVIMIENTO SOLIDARIO PARA LA REPUBLICA, LAS BRIGADAS INTERNACIONALES.
    Os felicito por esta introducción a tan apasionante tema de la historia europea del siglo xx

    ResponderEliminar
  2. TAN SOLIDARIO QUE PERDIERON LA GUERRA, NO LES AYUDARON NI LA MITAD DE LO QUE LO HICIERON CON EL FRENTE NACIONAL ALEMANIA E ITALIA, TODO FUE BÁSICAMENTE PALABRERÍA Y POSTUREO.

    Y CON ESTO NO QUIERO DECIR QUE ESTE A FAVOR DEL FASCISMO NI DE NINGÚN EXTREMISMO QUE EN EL SIGLO XXI TENDRÍA QUE ESTAR SUPERADO.

    ResponderEliminar