BLOG DE JOSÉ ANTONIO DONCEL DOMÍNGUEZ (I.E.S. LUIS CHAMIZO, DON BENITO, BADAJOZ)

viernes, 11 de noviembre de 2011

Tsunamis: Olas gigantes barren la costa

Recreación de la ola de una gran tsunami
En castellano utilizamos el término maremoto, pero cada vez más en el mundo se impone la palabra japonesa Tsunami para definir uno de los eventos naturales más impactantes y sobrecogedores. Literalmente significa "ola de puerto" y se refiere o un grupo de olas de gran tamaño  producidas por el desplazamiento de agua derivado generalmente de un terremoto de gran magnitud, producido debajo de la superficie del mar. No todos los terremotos bajo la superficie acuática generan maremotos, sino sólo aquellos de magnitud considerable con hipocentro en el punto de profundidad adecuado. Lo normal es que un tsunami viaje largas distancia, a veces a una velocidad vertiginosa de casi 1000 km por hora, arrasando costas que pueden estar a miles de kilómetros.
Antes de su llegada, generalmente el mar se retira varios centenares de metros, como una rápida marea baja y varios minutos después llega la ola principal que como una inmensa riada lo inunda todo. La destrucción depende del tamaño de la ola, pero también del carácter abrupto o plano de la costa. Cuanto más abrupta sea la costa, más altura alcanzará la ola al chocar, pero no necesariamente hará más daño, todo lo contrario, porque el relieve frenará el avance de la ola hacia el interior. Por el contrario una franja costera muy llana permite a una ola más baja profundizar kilómetros hacia el interior. Eso es lo que ocurrió en el tsunami que asoló el norte de Japón en el año 2011 y arraso zonas costeras muy bajas.
A veces un terremoto producido en el continente, si es muy fuerte, puede también producir un maremoto. Ese fue el caso del terremoto de Valdivia en CHILE en 1960, el mayor de la historia, que alcanzó los 9,5 en la escala de Richter y provocó un enorme tsunami con tres grandes olas sucesivas. Cuando la población de los pueblos costeros trataba de recuperar sus pertenencias, una última ola de casi 11 metros volvió a arrasarlo todo, sembrando la destrucción.
El último gran maremoto se ha producido en JAPÓN el 11 de marzo del 2011. Su causa fue el mayor 
terremoto de la historia de Japón, con una magnitud de 9,0 en la escala de Richter. Su epicentro se produjo a 130 km de la costa del norte de la isla japonesa de Honshu, la mayor.  Las olas entraron kilómetros en la tierra y destruyeron puertos, ciudades, pueblos, carreteras y el aeropuerto de la enorme ciudad de Sendai provocando más de 10.000 muertos. La situación empeoró cuando la central nuclear de Fukushima se vió afectada, y sus sistemas de refrigeración dejaron de funcionar. Los escapes radiactivos pusieron en grave riesgo a cientos de miles de personas., muchos de los cuales acababan de perderlo todo.
En la siguiente animación se ve muy bien como se produjo el Tsunami que asoló Japón:

                 





La zona más afectada de Japón fue la prefectura de Miyagui y la metrópoli de Sendai, al norte de la isla de Honshu (Ver mapa superior). Las fotos que tenemos debajo nos muestran como el mar penetra en la tierra, destruyéndolo todo a su paso:
Olas gigantes van a destruir la ciudad de Natori
La ciudad de Iwanuma es arrasada por olas de más de 5 metros

Las zonas costeras cercanas a Sendai inundadas.
Un inmenso remolino provocado por las olas cerca de la
ciudad de Oarai
En este video de Sky News que adjuntamos a continuación podemos ver las imágenes en movimiento que corresponden a las fotos anteriores y que todavía adquieren mayor dramatismo:

               


Debajo puedes ver imágenes impactantes de la costa japonesa antes del impacto del tsunami comparadas con la situación posterior al retroceso del mar.

ANTES Y DESPUÉS (HAZ CLICK AQUÍ PARA VER MÁS FOTOS)

El otro gran tsunami de la última década fue el que asoló el océano Indico en diciembre de 2004. La magnitud del terremoto que lo provocó fue de 9.0 en la escala de Richter, pero después de aumentó a 9,1, el segundo mayor de la historia. El epicentro estuvo cerca de la ISLA INDONESIA DE SUMATRA y arrasó las costas de casi todo el océano Indico cómo podemos ver en la imagen-animación que tenemos al lado.
Hubo cientos de muertos incluso en las costas africanas de Kenia y Somalia, a cuatro mil kilómetros. Los países más afectados fueron Indonesia, Thailandia, India y Sri Lanka. En total más de 230.000 muertos por olas gigantes que se acercaron a los 30 m de altura. El tragedia trascendió más porque nos llegaron muchas imágenes procedentes de zonas turísticas, especialmente de Thailandia, cuyas playas estaban llenas de europeos y americanos de vacaciones. Muchos turistas filmaron las olas gigantesca desde las playas y hoteles como se puede ver en este impresionante video (Haz click en este enlace).

Podemos ver una impresionante recreación en el cine de un tsunami en este fragmento de una película japonesa, donde vemos el impacto de una ola gigante sobre una gran ciudad:

                      

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada